El Pueblo de Francia se Subleva



Al principio de su conformación, Luis XVI, rey de Francia, le negó a la Asamblea Nacional cualquier legitimidad. Sin embargo los decretos reales generaban cada vez más oposición, y el mismo ejército ya no respondía a las órdenes del rey.

Cuando la Asamblea Nacional empezó a escribir una constitución, denominándose 'constituyente,' Luis XVI ordenó a la nobleza y al clero que se unieran a ella, para así tener influencia en el texto final.

Ante la falta de obediencia de su ejército, Luis XVI tuvo que acudir a la ayuda de regimientos extranjeros, que se mostraron más leales. El pueblo respondió a esto iniciando disturbios por toda Francia, entre los que se destacó la toma de la Bastilla, el 14 de Julio de 1789.

La Bastilla era un fuerte que antiguamente había protegido la parte oriental de la ciudad de París, y para ese entonces funcionaba como prisión, con sólo siete reclusos bajo custodia. Aunque no era un edificio importante para el funcionamiento de la monarquía, la toma de la Bastilla fue considerada como un símbolo de la revolución y hoy en día su aniversario se festeja como feriado nacional en Francia.

Durante estas revueltas, los miembros del tercer estado, los habitantes sin privilegios, conformaron una milicia que se llamó la Guardia Nacional. Por toda Francia se formaron gobiernos locales y milicias menores. El mando de la Guardia Nacional fue entregado al marqués de La Fayette, quien era un héroe francés de la Guerra de Independencia Estadounidense.

Ante la magnitud de los disturbios, Luis XVI ordenó a sus tropas que se retiraran y legalizó las medidas de la asamblea. Para ese entonces su autoridad había disminuido drásticamente, y la Asamblea Nacional Constituyente avanzaba en el cumplimiento de su propósito.



Historia Universal >> La Revolución Francesa >> El Pueblo se Subleva en Francia
© Copyright 2009-2016 Historia Simple