La Constitución de los Estados Unidos de América



En 1787, en la ciudad de Filadelfia, tuvo lugar una convención cuyo objetivo era solucionar los problemas derivados de los Artículos de Confederación, que era el documento que establecía la forma de gobierno central hasta ese entonces. Varios de los representantes participantes decidieron que era preferible crear una nueva constitución en vez de modificar los artículos.

Luego de varios meses de debate, estos representantes terminaron firmando la Constitución de los Estados Unidos. En este documento estaría la ley suprema por la que se regiría una nueva nación: Estados Unidos de América.

El nuevo gobierno federal sería más fuerte que el anterior. Para evitar que en el futuro surgiera una tiranía, el poder fue dividido en tres ramas de gobierno separadas: la ejecutiva, la legislativa, y la judicial. Mediante un sistema de control y equilibrio, cada rama del gobierno evitaría que las otras se volvieran demasiado poderosas.

Con el objetivo de asegurar el respeto a la soberanía de los individuos, la constitución protegía ciertos derechos de las personas. Para profundizar este aspecto, poco después de su creación, se agregaron 10 enmiendas que son conocidas como la "Carta de Derechos."

Desde ese entonces, con un total de 27 enmiendas, la Constitución provee el marco para la organización del gobierno de Estados Unidos de América.

« Artículo Anterior |Artículo Siguiente »


Historia Universal >> La Revolución Americana >> La Constitución de los Estados Unidos de América
© Copyright 2009-2014 Historia Simple