Kukulcán


Cuenta la leyenda que al mismo tiempo que los Itzaes poblaron y crearon la ciudad Chichen Itzá, un gran señor llegó del Oeste y reinó sobre ella. Su nombre era Kukulcán.

Kukulcán era un hombre bien dispuesto, que no tuvo hijos ni mujer. Cuando las personas influyentes que gobernaban murieron, Kukulcán puso orden y resolvió las discusiones que sus muertes causaron. Por hacer esto los mayas lo consideraron un gran republicano, y esto a su vez hizo que lo tuvieran por dios.

Más tarde Kukulcán volvió para crear una ciudad llenándola de población. Logró esto tratando con las personas más influyentes para que trasladaran a cierto lugar todos sus asuntos y negocios. El área en donde se situaría la ciudad fue cercada con una pared ancha pero no muy alta, dejando en ella solo dos puertas angostas. En el medio del área cercada hizo crear dos templos, uno semejante al de Chichen Itzá, y el otro redondo y de cuatro puertas.

La ciudad recibió de su creador el nombre de Mayapán. Esta palabra significa "Estandarte de la maya", siendo maya el nombre de la lengua que se hablaba en esa tierra. Los habitantes de la zona, sin embargo, solían llamar a esa ciudad Ychpa, palabra que significa "dentro de las cercas".

Luego de vivir algunos años entre las personas importantes de la ciudad, Kukulcán se fue, dejando a sus habitantes en una situación de paz y amistad. En su partida se detuvo en Champotón, donde construyó una edificación dentro del mar para que así lo recordaran por siempre.


Referencias para profundizar:
  • Relación de las cosas de Yucatán; de Diego de Landa. Versión bilingüe en francés y castellano haciendo clic aquí.
© Copyright 2009-2016 Historia Simple