Pipino el Breve



En el año 741, Carlos Martel fallece y es reemplazado como Mayordomo de Palacio por sus dos hijos: Carlomán y Pipino, quien sería llamado 'el breve' por su baja estatura. Estos colocan en el trono a Childerico III, un niño que sería el último miembro de la dinastía merovingia.
Mientras que Carlomán decide vivir en un monasterio, Pipino, en cambio, decide apoderarse del trono. Es así como, en el año 751, Pipino depone a Childerico y se establece como Rey de los Francos.

En esa época la Iglesia Católica era amenazada por los lombardos: un pueblo de origen germánico que no practicaba el cristianismo. Ante esta situación, el papa Zacarías aprobó el golpe de Pipino antes de que ocurriera. Hizo esto porque Childerico no contaba con el poder real y el papa necesitaba que los francos tuvieran un rey con autoridad para combatir contra los lombardos.

La Iglesia ungió a Pipino el Breve en una ceremonia en la que se derramó santo óleo sobre su frente. Según una antigua costumbre judía, este acto convertía al rey en el elegido de Dios y en su representante. A cambio de esta bendición, Pipino prometió ofrecer su protección a la Iglesia.

Cumpliendo con su promesa, en el año 754 Pipino el Breve expulsó a los lombardos de Roma y le entregó sus tierras al Papa. Esto reforzó los lazos entre la Iglesia Católica y los francos.

Pipino el Breve era el primer miembro de la dinastía carolingia.

Historia Universal >> La Edad Media >> Pipino el Breve
© Copyright 2009-2016 Historia Simple