Las Segundas Invasiones a la Europa Cristiana




Durante el siglo IX Europa sufrió fuertes invasiones. Los nuevos grupos invasores eran los musulmanes, los mongoles, los normandos, y los eslavos.

Instalados en el Norte de África, los musulmanes controlaban el Mar Mediterráneo. Interrumpían el comercio con acciones de piratería y atacaban frecuentemente el sur de Italia y el de Francia.

Por otra parte estaban los normandos, que habiendo establecido sus estados en la zona del Báltico se habían vuelto expertos navegadores. Combinando esta aptitud con su dominio del arte de la guerra, azotaron a Francia e Inglaterra saqueando sus poblaciones costeras. Aunque los atacantes vivían principalmente del saqueo, en algunos casos se instalaron definitivamente. Así lo hicieron en Normandía y en la isla de Sicilia.

Los eslavos provenían de las llanuras rusas y atacaban la zona de la Germania. Esta región también fue víctima de los saqueos de los magiares, un grupo de atacantes de origen mongol.

Para enfrentar a los atacantes los reyes cedían territorios a quienes pudieran protegerlos. Estos territorios se llamaban Feudos y eran gobernados por los Señores Feudales, que debían prometerle al rey fidelidad política y estar siempre disponibles para ayudarlo militarmente.

De esta forma nació el Feudalismo.

Historia Universal >> La Edad Media >> Las Segundas Invasiones a la Europa Cristiana
© Copyright 2009-2016 Historia Simple